Existe una época en el año en que los consejos de algunos tips para ahorrar dinero se hacen más necesarios que nunca: las fiestas navideñas. Cuando llegan esos días, no sólo celebramos y festejamos, normalmente en familia, sino que nuestros gastos se incrementan de forma considerable.

Es momento idóneo de echar mano de algunos trucos que nos permitan ahorrar un poco, si no queremos que la cuesta de enero se nos haga más empinada que nunca.

Realizar un presupuesto previo: control de gastos e ingresos

Días antes de que estemos metidos de lleno en Navidad, lo ideal es realizar una pequeña prevención del supuesto de gastos que vamos a poder tener. A su vez, debemos establecer una comparativa con los ingresos que contamos para esos días.

El resultado está claro: veremos si corremos el peligro de “estirar más el brazo que la manga”.
De todos los tips para ahorrar dinero, este es fundamental. Nos permite ver hasta dónde podemos llegar.

Contando con esta información bien clara, será importante que prioricemos nuestros gastos, y clasificar adecuadamente los gastos necesarios de los que no lo sean tanto.

El objetivo: no malgastar nuestro dinero, y encontrarnos con sorpresas más tarde. Sabremos, de igual modo, con cuánto dinero contamos para destinarlo a regalos y celebraciones, e intentaremos no sobrepasarnos de ese presupuesto preestablecido.

Las tarjetas de crédito: un peligro absoluto

Esta es la gran trampa, por llamarlo así, en la que muchas personas caemos irremediablemente: sabemos que tenemos un dinero ahí disponible que nos permitirá comprar “aquello que se nos antoje”.
No somos suficientemente conscientes de que ese dinero, al fin y al cabo, no es nuestro, y vamos a tener que devolverlo. Pensamos que cuando llegue el momento ya nos espabilaremos, y pagaremos las cuotas. Lo malo ocurre cuando ese momento llega, y las cuotas de esas tarjetas de crédito se nos llevan gran parte del dinero con el que contamos en el mes.

Hacer un esfuerzo por ser realistas, y no caer en el “espejismo” de las tarjetas de crédito, quizá nos supondrá quedarnos sin algún capricho, pero vamos a agradecerlo más tarde, a la hora de pagar.

Comparadores de productos: una útil herramienta en internet

Existe una tendencia generalizada de comprar de una manera impulsiva. Esto significa que no nos detenemos demasiado para tomarnos cierto tiempo en intentar encontrar la mejor opción de compra para un determinado producto.

No siempre el que de entrada parece tener un mejor precio es realmente el más barato, o el que asegura una mayor calidad, es realmente el más adecuado a lo que necesitamos.

Los comparadores de productos, nos desvelarán si existen ofertas o descuentos especiales que desconocíamos, si la valoración de un producto específico es buena o no, en función de la experiencia de usuarios que ya lo ha probado.

El marketing siempre intentará hacer creer y sentir que aquello que se vende es lo que necesitamos, y que además es de buena calidad.

Somos nosotros quienes hemos de investigar un poco antes, y asegurarnos de que no vamos a hacer una compra del todo buena. Es importante que empleemos nuestro dinero de la mejor manera.

Y si lo que buscamos es ahorrar, debemos tener en cuenta de que muchas veces será posible dar con el producto que necesitamos por 3, sin necesidad de tener que pagar 4.

Algunos trucos para ahorrar dentro de casa

Existen ciertos pequeños trucos, relacionados sobre todo con el control del consumo de agua y electricidad, que nos permitirán sin duda ahorrar algunos euros al mes.

Asegurarnos de que las puertas y ventanas de nuestro hogar cierran bien es muy importante a la hora de no desperdiciar el consumo de calefacción.

Hoy día, existen toda una serie de bombillas de bajo consumo, con las que ahorraremos día a día muchos kW/h, sin perder prestaciones de iluminación.

La lavadora, y el lavavajillas quien lo tenga, es conveniente usarlos siempre a plena carga, de manera que aprovechemos al máximo la cantidad de agua y luz que se emplea en cada lavado.

Otra cuestión, y de la que muchas personas no se dan cuenta, es el hecho de abrir la nevera y quedarse mirando decidiendo a ver qué cogemos. Si dejamos la puerta abierta más de lo necesario, el interior se calienta de nuevo, y el aparato debe volver a encender su motor para enfriar de nuevo, incrementando así un consumo de electricidad que nos podríamos haber evitado.

Probar a ganar dinero desde casa

Si bien el “éxito” no está asegurado, y es difícil prever la cantidad de dinero que podemos ganar o no, lo cierto es que actualmente existen toda una serie de trabajos y tareas que podemos realizar a través de internet, y que nos pueden hacer ganar dinero desde casa.

Existe la posibilidad de rellenar encuestas, desarrollar un blog para implementar anuncios de Google Adsense (por cada clic que un usuario haga en un anuncio de tu web, así como a mayor cantidad de páginas vistas, recibes cierta cantidad de dinero). También se pueden promocionar productos en lo que se conoce como marketing de afiliados (diriges al comprador desde tu web a la web donde se vende el producto, y tú ganas una comisión si se producen ventas).

Hoy día, si se dispone de alguna habitación libre, el alquiler de esta se ha convertido en una buena opción para obtener algunos ingresos extras.

Algunas personas tienen facilidad para la escritura, con lo que ofrecerse como redactor puede reportarnos también la opción de realizar algún trabajo extra a través de internet. Así mismo, si tenemos suficientes nociones de algún idioma o idiomas, existen ofertas para realizar traducciones remuneradas.

En cualquier caso, informarnos adecuadamente de alguna o varias de estas opciones puede ser muy positivo. Probablemente las desconocíamos hasta el momento, pero están ahí y nosotros también nos podemos ver beneficiados. Nos será de gran ayuda para afrontar los gastos extras.

Ahorrar dinero en las facturas de teléfono e internet

Muchas veces, estamos pagando realmente mucho más por estos servicios de lo que necesitamos.

¿En cuántos casos se contratan tarifas telefónicas con llamadas ilimitadas, cuando nosotros apenas realizamos llamadas?… ¿O disponemos de una cantidad de datos móviles que no gastamos ni por asomo, porque la mayoría del tiempo estamos conectados a alguna red wi-fi?

Podemos intentar informarnos correctamente, a fin de contratar aquello que realmente necesitemos. A la hora de ahorrar, todo suma, y en las facturas de móviles e internet nos dejamos muchas veces una considerable cantidad de dinero, que podríamos controlar mejor.

Como vemos, existen una serie de trucos o consejos con los que podremos llegar a ahorrar dinero al mes, y sobre todo en esta época navideña en la que los gastos se disparan irremediablemente.

Vale la pena tenerlo en cuenta, y ponerse manos a la obra. El bolsillo lo va a agradecer.

sello confianza online

Copyright © iBrands Medios Interactivos 1999 - 2016