Uno de los aspectos más importantes dentro de las finanzas personales es el ahorro. Saber ahorrar no solo nos va a permitir tener un pequeño colchón económico para hacer frente a cualquier imprevisto que pueda surgir, sino también a llevar mucho mejor el control de nuestros gastos e ingresos.

La mayoría de estos métodos de ahorro se pueden llevar a cabo fácilmente, aunque algunos de ellos dependerán de la necesidad de contar con unos ingresos fijos mensuales. A partir de los mismos, tendremos que dividir nuestra partida de gastos para poder ahorrar cada mes.

Controlar los gastos diarios

Controlar los gastos diarios es el primer paso antes de ejecutar algunos de los métodos de ahorro más eficaces. En la actualidad, resulta muy sencillo cuantificar los gastos que tenemos, ya que podemos hacerlo de diferentes maneras: aplicaciones de ahorro, hojas de cálculo en el móvil o el ordenador, método tradicional con papel y bolígrafo, etc.

Llevar el control de lo que gastamos va a resultar clave para optimizar las finanzas personales. Un control que se puede llevar a cabo definiendo categorías en las que se van los gastos. En realidad, no se podrá conseguir un mejor ahorro si antes no sabemos en qué gastamos nuestro dinero.

Hacer un presupuesto doméstico

Hacer un presupuesto doméstico cuando llevemos ya un tiempo controlando nuestros gastos diarios es otro de los métodos de ahorro más interesantes. Este presupuesto doméstico hay que hacerlo pues cuando tengamos una idea clara de cuánto y en qué gastamos nuestro dinero.

Lo más recomendable es hacer un presupuesto anual y dividirlo por meses. A los gastos obligatorios de cada mes habrá que unirle los gastos adicionales y puntuales para establecer el límite de gasto que no debemos superar. Una vez que sepamos la cantidad de gastos que tenemos vamos a poder ya deducir el ahorro que podemos llevar a cabo.

Ganar dinero desde casa

Uno de los métodos de ahorro para ganar dinero desde casa que viene funcionando muy bien últimamente es ganar dinero desde casa. Internet y las nuevas tecnologías han permitido que proliferen nuevos modelos de negocio con los que ganarnos un dinero extra desde casa. Para ello, solo necesitaremos tener conexión a internet y un dispositivo electrónico.

Podemos ganar dinero desde casa rellenando encuestas, ofreciendo nuestros servicios como redactores de contenido, diseñadores gráficos, traductores, fotógrafos, etc. También se puede ganar dinero desde casa vendiendo nuestras fotos a un banco de imágenes, a través del programa de afiliados, mediante el sistema cashback para que nos devuelvan dinero por nuestras compras, etc.

El método Kakebo

El método Kakebo es uno de los métodos de ahorro más populares en Japón. Un sistema que se divide en trimestres, semanas y días y en el que cada mes debemos anotar el dinero que ingresamos y restar los gastos fijos estimados. El resultado será el dinero con el que contaremos para pasar el mes.

A partir de aquí, hay que anotar los gastos diarios que tenemos en función de cuatro categorías: gastos fijos, ocio y vicio, cultura y otros gastos que no encajen en las categorías anteriores. El dinero que nos gastemos aquí se resta del ingreso total para saber lo que realmente vamos a poder ahorrar a final de mes.

El reto de las 52 semanas

Si bien es uno de los métodos de ahorro más complejos, lo cierto es que resulta muy eficaz. Durante la primera semana de este método solo tendremos que ahorrar un euro. La segunda semana tendremos que ahorrar dos y la tercera tres. Así sucesivamente hasta la semana 52, donde tendremos que ahorrar 52 euros.

Si hacemos cálculos, el último mes del reto vamos a poder ahorrar más de 200 euros, por lo que si coincide en Navidad nos va a venir francamente bien para nuestros gastos. Siguiendo este método a rajatabla, a final de año lograremos un ahorro de 1.378 euros.

El método de los sobres

Otro de los métodos de ahorro más eficaces tiene que como protagonistas a unos sobres. Consiste en reunir todo el dinero en metálico que hayamos ingresado en un mes e introducirlo en sobres, cada uno de ellos con la cantidad correspondiente de los gastos que debemos abonar: un sobre con la hipoteca de la casa, un sobre con las facturas de la luz y el gas, un sobre con el gasto en comida, etc.

Los primeros sobres serán los gastos obligatorios, mientras que para el final dejaremos los sobres con los gastos más superfluos. De esta manera, nos daremos cuenta cuáles son los sobres de los que podemos prescindir y así ahorrar.

El método de Harv Eker

El escritor canadiense Harv Eker ha creado uno de los métodos de ahorro mensuales más populares en la actualidad. Un tipo de ahorro que se basa en repartir los ingresos en porcentajes de la siguiente manera:

  • Un 55% de los ingresos dedicados a los gastos del día a día.
  • Un 10% de los ingresos que nunca gastaremos y que se puede meter en una cuenta de ahorro.
  • Un 10% para inversiones a largo plazo.
  • Un 10% para invertir en el desarrollo personal o profesional.
  • Un 10% para caprichos.
  • Un 5% destinado a causas benéficas.

El método 50/20/30

A pesar de que al principio resulta complicado de llevar a cabo, este es uno de los métodos de ahorro que a la larga se vuelve más sencillo y eficaz. Consiste en una regla básica con la que distribuir nuestro ahorro en tres bloques principales:

  • Gastos básicos: los típicos y obligatorios de cada mes y a los que habrá que dedicar el 50% de los ingresos.
  • El ahorro: dependerá del sueldo que tengamos, pero lo ideal es dedicar un 20% de nuestros ingresos.
  • Gastos personales: un 30% de los ingresos dedicados a los gastos de ocio, regalos, formación, etc.

En definitiva, hay una gran variedad de métodos de ahorro para que a final de mes podamos contar con un dinero extra que nos va a venir muy bien. Métodos que se pueden complementar con el hecho de ganar dinero desde casa y así tener un añadido más a nuestros ingresos personales.

sello confianza online

Copyright © iBrands Medios Interactivos 1999 - 2016