El CPA o coste por acción es una fórmula de pago que se utiliza en el marketing online. En este caso, se refiere al importe que abona el anunciante cada vez que el usuario realiza la acción deseada.

Es importante diferenciarlo de otras fórmulas de pago habituales como CPC (Qué es el CPC) o coste por clic y del CPM o coste por mil impresiones. En el primero de estos casos el anunciante paga siempre que el usuario hace un clic en la url deseada y en el segundo lo hace cada vez que se logran mil impresiones. A diferencia de estas fórmulas, en el CPA solo se paga si se completa una acción determinada; por ejemplo, rellenar un formulario, descargar cierta información, hacer una reserva o una compra, etc.

Se trata de una medida que tenemos que tener muy en cuenta cuando trabajamos en entornos online. Ya sea actuando como anunciantes -siendo nosotros los que pagamos este importe- o como promotores -cobrando cada vez que se complete la acción-. Como señalamos en el artículo en el que explicamos cómo hacer marketing de afiliados en México el CPA es una de las fórmulas de pago más habituales por las que recibiremos nuestras comisiones de afiliados, por lo que deberías conocerla si quieres trabajar en este sector.

En Consupermiso queremos ofrecerte todas las fórmulas para que sepas cómo ganar dinero por internet, ayudándote a conocer todas las oportunidades que la red pone a tu disposición para ganar unos ingresos extra a fin de mes. Por eso, en este artículo desvelamos todas las claves del CPA explicándote cuál es su finalidad y los beneficios tanto para anunciantes como para afiliados.

¿Cuál es la finalidad del CPA?

El CPA o coste por acción, también llamado en ocasiones coste por adquisición, se utiliza para marcar el importe que el anunciante tiene que pagar cada vez que el usuario completa una acción determinada. A diferencia que de otros modelos habituales utilizados en el marketing de afiliación no está dirigido únicamente a lograr una venta y las comisiones suelen ser fijas ya que la acción a conseguir está muy bien definida.

Esta fórmula de precios resulta muy fácil de medir por lo que se utiliza muy habitualmente para trabajar el marketing de afiliación. Gracias a herramientas como Google Analytics los anunciantes pueden saber muy fácilmente el número de veces que se ha completado la acción y desde dónde ha llegado el usuario.

Como mencionamos antes, en un modelo CPA recibiremos nuestra comisión de afiliado siempre que el usuario complete la acción marcada por el anunciante. Algunos de los hitos a lograr más habituales son los siguientes:

  • Descargas: Por ejemplo, si logramos que el usuario se descargue un programa, una app o incluso un ebook informativo.
  • Rellenar formularios de contacto: Cuando recibimos dinero por esta acción también se le llama a veces coste por cliente potencial. Se utiliza mucho para promocionar webs de servicios como aseguradoras, por ejemplo.
  • Suscripciones a newsletters: En este caso, como afiliados debemos lograr que los usuarios se suscriban a la newsletter del anunciante. Se utiliza mucho para trabajar posteriormente el email marketing.
  • Participaciones en sorteos: Una medida muy habitual que utilizan los anunciantes para conseguir nuevos contactos o seguidores en redes sociales. Tan solo tenemos que lograr que completen su participación.
  • Llamadas telefónicas: A lo que también se conoce como coste por llamada. En este caso contamos con la ventaja de que podemos lograr que la acción se complete directamente desde nuestra web aunque puede ser más difícil de medir.
  • Compras: En este caso hablamos de coste por adquisición, recibimos una comisión fija o basada en un porcentaje sobre el importe de la compra.

Beneficios del CPA

El modelo CPA cuenta con numerosas ventajas tanto para los anunciantes como para los propios afiliados:

  1. Resulta un modelo más económico y efectivo para los anunciantes que las fórmulas tradicionales ya que están pagando por resultados.
  2. Es medible y rastreable, lo que ofrece una seguridad a todos los actores implicados. Como afiliados podremos saber en todo momento y en tiempo real cuántos usuarios están completando la acción deseada.
  3. El anunciante sabe de dónde proviene el usuario que ha completado la acción, lo que garantiza que el usuario va a recibir siempre su comisión.
  4. Los importes a cobrar se pactan antes de empezar a trabajar la promoción para evitar sorpresas para ambas partes.
  5. Es una forma sencilla de monetizar el tráfico de nuestra web.
  6. Los afiliados pueden recibir comisiones sin necesidad de que se produzca una venta.

En Consupermiso estamos comprometidos con ayudarte a aprovechar al máximo todas las oportunidades de la web para ganar dinero a través de internet. Además, también te ayudamos a ahorrar en tu compras gracias a nuestro servicio de cashback que te permite recibir reembolsos inmediatos de parte del dinero gastado en tus compras. ¡Descubre todas nuestras ofertas cashback. ¡No dejes pasar esta oportunidad!

sello confianza online

Copyright © iBrands Medios Interactivos 1999 - 2016